Blog post

Extracción de leche materna en el trabajo

La extracción de leche materna en el trabajo tiene su aquel. En primer lugar porque lo suyo es tener un sitio adecuado y no siempre es posible. En segundo lugar por la logística que acarrea, amén de la sensación un poco raruna de sacarte un pecho allá donde trabajas. Pero dadas las políticas de fomento de la maternidad y de conciliación de este país, muchas veces no queda otra.

Expreso desde aquí mi más absoluta admiración a las madres que se extraen en jornadas laborales maratonianas. Para mí, que lo tengo “fácil”, es bastante tostón aunque, al final, es como todo, crear una rutina.

¿Qué necesitas?

  • Sacaleches. Mejor si es eléctrico, al menos para mí que he probado también el manual, aunque aquí hay un tema… si vas a poder enchufarlo en el lugar en el que te extraerás la leche. Normalmente los eléctricos tienen la posibilidad de poner pilas pero gastan bastante.
  • Bote/s para guardar la leche extraída.
  • Neverita portátil y placa de hielo, sobre todo si no vas a poder guardar la leche extraída en una nevera, si el trayecto a casa es largo y si es verano. La temperatura ambiente influye mucho en la cantidad de horas que puede permanecer la leche sin refrigerar.

Este bolso de Medela diseñado específicamente para el extractor de leche es muy chulo. Pero vamos, que yo uso la neverita en la que me llevaba la comida al cole cuando no tenía que salir pitando para darle el pecho a El Nuevo a mediodía. Es decir, que no hace falta nada extra. Mejor reutilizar o comprar algo que luego podamos volver a usar. Ahora bien, que molar, mola.

Mierderconsejos:

  • intentar hacerlo a la misma hora. Mi experiencia es que cuerpo y mente se acostumbran.
  • si te puedes hacer con dos sacaleches en el caso de que en casa también lo uses, ganarás mucho en comodidad. Yo le pedí el suyo a mi cuñada para no tener que andar trayendo y llevando el motor. Así que dejé el mío en el trabajo y el suyo en casa (que ahora no lo uso apenas porque tengo leche de sobra en el congelador). Yo lo tengo guardado detrás de la pantalla del ordenador del curro, dentro de una bolsita y enchufado así que es muy cómodo. Si no tienes dos, que es lo normal vamos, yo lo dejaría en el trabajo si es posible.
  • tener doble de embudo y demás partes lavables. Es muy útil si te tienes que sacar varias veces al día ya que no tienes que andar lavando.
  • ponerte un vídeo, ver una foto o pensar en la criatura dicen que ayuda  mucho.
  • en este post sobre cómo hacer un banco de leche hay más consejos que son de aplicación aquí
  • si quieres aprovechar el tiempo de extracción para seguir trabajando como una friqui de la vida (como yo, vamos) puedes apoyar el bote contra la mesa o bien hacerte con un sujetador manos libres que aquí expliqué cómo hacer de forma casera y barata.

 

Es un poco trabajoso pero cuando hay que mantener la producción de leche, que no nos exploten las perolas o sacarnos para dejarle leche al bebé es necesario. Según mis cálculos sobre el tiempo de dedicación, a mí una hora a lo largo del día se me va. Entre preparar los aperos, sacarse leche, meterla en las bolsas para congelar, etiquetarlas, lavar todas las partes y guardarlo todo…

¿Cómo lleváis la extracción de leche materna en el trabajo? ¿Pudisteis u os lo estáis planteando? ¿Tenéis un entorno físico/social que ayude? ¿Qué trucos usáis o cómo os organizáis?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (7)

  • Marina C

    diciembre 12, 2017 at 2:24 pm

    Ains! Yo no trabajo lo mínimo de horas para disponer de los 20 minutos (pagados) para sacarme la leche pero tomo nota por si la cosa cambia.

    Besitos!

    1. Nuria

      diciembre 14, 2017 at 4:56 pm

      Qué faena… pero, ¿no tienes ni tiempo de desayuno/merienda? Yo aprovechaba esos momentos (y seguía currando a la vez jajaja).
      Gracias por pasarte, guapa.

  • diasde48horas

    diciembre 12, 2017 at 6:28 pm

    Yo me compré el bolsito de medela, y el bolso no, pero la nevera y el hielo los usé muchisimo. Muy cómodos y muy útiles.
    Em su dia escribí un post sobre este mismo tema y coincidimos en algún punto… lo de los dos sacaleches para mi fue primordial!

    1. Nuria

      diciembre 14, 2017 at 4:55 pm

      Pues tengo que leer ese post tuyo. A ver si me puedes pasar el enlace, guapa. La nevera y el hielo del bolso de MEdela, ¿se diferencian en algo de una nevera/hielo estándar? Un beso y gracias por pasarte.

      1. diasde48horas

        diciembre 15, 2017 at 9:19 am

        Mira, el post que te decía es este: https://diasde48horas.com/consejos-para-sacarse-leche-en-el-trabajo/
        En cuanto a la nevera de Medela, no se diferencia en nada de una nevera normal, sólo que el tamaño es muy apañao y está muy bien aprovechada. Lo que sí se diferencia es el hielo, que tiene formade 3 por un lado y de E por el otro (no sé si me explico) de manera que las botellas encajan perfectamente en él. Yo lo compré cuando la lactancia del mayor, lo usé muchísimo, luego se lo dejé a mi prima, luego otra vez you cuando tuve a mi pequeño y luego otra vez mi prima cuando tuvo a su pequeño. Cuatro lactancias y está como nuevo todo, salió buenísmo.

  • Mamá de un prematuro

    diciembre 19, 2017 at 9:14 am

    Ufff… Para mi sacarme leche en el trabajo, no es opción. Tengo un despacho con paredes de cristal y tampoco hay un sitio en el que pueda estar tranquilamente una hora sacándome leche. Así que para mí y mis mochuelos, la lactancia materna se acabó con mi reincorporación al trabajo.

    1. Nuria

      enero 9, 2018 at 12:24 pm

      Pues qué rollo… yo hice un banco de leche para tener reservas y sacarme en el trabajo era sobre todo por mantener la producción. En cualquier caso yo con El Santo cuando no estaba le daban fórmula y cuando yo llegaba pecho así que si quieres puedes hacer Lactancia mixta.

Deja un comentario

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies