Blog post

La etapa del no

La etapa del NO es la etapa del Sí:

-sí quiero que me hagas caso

-sí es imperativo que esto sea aquí y ahora

-sí necesito llevarte la contraria

-sí tengo que empezar a “independizarme”

Esta fase tan puñetera a la par que fundamental para el desarrollo de los malditos tiranos encantadores peques, la encuentro íntimamente ligada a las rabietas. Cuando no se empieza con un no se empieza con una rabieta, el uno suele llevar a la otra y viceversa. En el caso de El Santo, entra en bucle y ya es todo un suceder de “¡nnnnnoooo!”, “¡nnnnnoooo!”. Da igual lo que le digas y ofrezcas, aunque sea su comida, muñeco, juguete o actividad favorita, lo rechazará y, si puede, lanzará por los aires irancundo.

Yo oscilo entre el descojone y el hastaloscojones. La primera “hazaña” del día puede tener gracia. Incluso la segunda. En realidad es una situación tan surrealista que me da risa. Mucho más si la veo sin estar cansada y desde fuera porque es el padre el que está bregando. Por supuesto evito que me vea a carcajada limpia, angelito, que no me río de él sino de la situación. Y, por cierto, la risa ayuda, y mucho, sobre todo si la compartes con la otra parte.

Mierderconsejos:

-first of all: PREVENCIÓN. Fundamental. Aquellas cosas que sepamos que pueden generar un problema, evitémoslas. A ver, no se trata de evitar toda la vida, pero esta fase pasará, El Niño adquirirá mayor comprensión del mundo, capacidad de razonamiento, experiencia y habilidades que harán que deje de ser el rey del drama. Y prevención también en el sentido de avisar, de anticipar qué va a pasar, dónde vamos a ir y por tanto dónde no (parque) pero después sí. Lo que nos lleva a…
-first of all (again): ANTICIPACIÓN En esta entrada os conté la importancia que tiene para mí anticipar de cara a prevenir rabietas/no no/rabietas.

SENTIDO DEL HUMOR: sal de tu propio cuerpo y observa la escena desde fuera. Es de chiste. Y cómo has salido de tu cuerpo, aprovecha y huye. Jajaja.

MANTÉN LA CALMA O DISIMULA

-si te va a dar un jari, ALÉJATE. No me refiero a pasar del pollo pero si prevés una mano o voz alta mejor poner distancia y, una vez medio recuperada la calma, vuelves a la acción.

DISTRAER, DISTRAER Y DISTRAER: ofrecerle algo molón o aparentar que lo es. Tipo: “hala, mira qué chulo. Vamos a mirar qué animales hay aquí. Uy, ¿este cuál es? Este te gusta mucho; ¿cómo hace? Hace aaarrgggg…” Blablabla. Me resulta muy eficaz no parar de hablar para que fije su atención en otra cosa el suficiente tiempo como para que se le pase el calentón y olvide el mal ratico. La voz chillona y de este es el planazo de mi vida son un factor nada desdeñable. Las canciones también son un distractor estupendo aunque hasta que hace efecto tienes que cantar La Traviata, todo sea dicho.

PARAFRASEAR: cuando le ofrezco algo a El Santo y me dice, por defecto, “no”, pero yo sé que eso le gusta le pregunto parafraseando lo que ha dicho “¿no quieres …?” Con mucha frecuencia se queda pensativo y responde que sí. A la 2º va la vencida jajaja.

Por supuesto todo esto es mortalmente agotador, pero merece la pena echar el resto ante estas situaciones porque, si no, la cosa se alargará, el peque se pondrá peor, tú acabarás majareta y será una experiencia negativa para todos. Afortunadamente ya parece que vamos mejor en esta etapa y menos mal porque estamos agotaicos y con muuuucho calor. Lo que varía según días es el tema lloro por todo y la verdad, se nos hace bastante insoportable la cosa. En fin, tiempo al tiempo.

¿Habéis pasado esta fase con vuestros peques? Anda, animadme y decidme que no hay mal que cien años dure 😉

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies