Blog post

Dentro de unos días, es mi cumple, un año más vieja sabia.

Llego a los 36, digo 35 (qué subidón me ha entrado al echar al cuenta 🎉🎉; desde que me convertí en madre no sé qué edad tengo, NUNCA  me acuerdo y siempre me voy al 2 más cercano, en este caso 2012, y resto. Qué cabeza) Y llego con dos hijos en el mundo, una familia molona 😎, nuclear y extensa, amigos íntimos geniales con los que comparto desahogos de la crianza, que es básicamente mi centro ahora, un sobrino a punto de nacer, un curro (menos bonito de lo que podría ser pero con horario escolar y al final, aunque se basa en comerse muchos marrones tiene finalidad de ayuda. Hay que consolarse 😜😜). Vivo en un sitio acogedor que nos encanta y hace sentir en “casa”, mediometrocuadrado, pero amplio todo (menos la cocinita, que parece la de IKEA de mi hijo) y, sobre todo, precioso, decorado con mucho amore por el maromo y por mí. Me sobran muchas cosas, muchos objetos que no sólo ocupan espacio físico, sino también, y lo que es peor, mental. Por supuesto no todo es un puñetero arcoíris. También hay ratos en los que no me aguanto a mí misma, peleas con mi marido (buf últimamente… probablemente por la ampliación de la familia, que nos tiene felices pero seguramente en fase de acople), luchas con El Santo, estreses personales por querer hacer mucho y que me llevan a hacer menos de lo que podría, poco o nada de ahorro a fin de mes, cansancio, desorden y muchas lavadoras en bucle. Pero echo un vistazo al mundo, a la situación de la inmensísima mayoría de la población y no puedo más que gritar ¡QUÉ SUERTE TENGO! La potra de haber nacido en Europa. Y por lo mismo doy las gracias con respecto a mis hijos. Y encima, en breve, me voy a pegar unas vacaciones como si fuera rica 😂😂. Así que empiezo este nuevo año MUY FELIZ 😊 en gran parte gracias a la llegada de El Nuevo, con momentos muy mierder. Un poco bipolar todo. Pero, sobre todo muy feliz, que se me caen lagrimillas con frecuencia mirando embelesada a mi bebé. Qué moñas estoy, por Dios, pero es que este niño ha venido con la felicidad de bajo del brazo y la destila a borbotones el tío. Veremos cuando empiece el otro nuevo año, allá por el 1 de septiembre, inicio del siguiente curso e incorporación al curro de nuevo si sigo tan japiflagüer. Qué miedín. Mientras tanto… por tercer año y por petición popular (de mi círculo íntimo que busca que se lo ponga fácil jajaja) hago mi…

lista de deseos

Libro precioso para aprender caligrafía, El arte de dibujar palabras.

 

Agenda molona y muy original.

A semana vista, con gomilla y dibujos chulos. No pido más. 

Gafas de sol

Siempre un buen regalo para mí. Me molan mucho estas de Havaianas.

Como a la vejez viruelas, últimamente me están interesando productos de belleza, que ya sólo el nombre me repele pero ponérmelos me da gustito. El día que El Santo me lió la pajarraca en las clases de natación, negándose a entrar (no sé qué mosca le picó) envejecí 10 años entre la pena que me daba el peque, la mala leche que me entraba a la vez y la frustración que sentí. Me dio por comprarme una crema antiarrugas jajaja en plan premio. Y ahora voy a por el sérum en mi escalada contra las arrugas. Ja,ja,ja.

Sérum antiarrugas. Sí, regalo viejuno donde los haya.

 
La crema que me compré  es de la misma marca y por eso este me llama. Es de SESDERMA

 
Mi crema y limpiadores habituales son de La Roche Posay

sérum activador del crecimiento de pestañas

En mi autoengaño de poder mantener una rutina de belleza me gustaría probarlo

Y el súmum sería tener este chisme que sólo por el precio te obliga a usarlo pero que al parecer es cosa maravillosa para la limpieza fácial, que como diría la Preysler, es la base de la belleza. Perdón por lo de chisme, veo que se llama

cepillo exfoliante facial con tratamiento antiedad

Pero como arrugas me van a salir igual y de ojeras ya ni hablamos nada mejor para no pensar en ella que una maratón de series. Un regalo genial sería una…

tarjeta regalo de Netflix

Un finde sola, y cuando digo sola digo sola, también me encantaría

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies