Blog post

Tabla de rutinas: qué es y cómo hacerla

El curso pasado fue el primero de colegio de El Santo con todos los cambios de horarios y demás que implica. Determinadas transiciones le costaban mucho porque estaba cansado, hambriento o a tope de intensidad al salir del cole. Así que decidí hacer una tabla de rutinas. Y oye, mano de santo. La paz (más o menos) llegó a nuestras vidas.

Qué es una tabla de rutinas

Es un esquema donde se especifican, por orden, los comportamientos que hay que realizar en un momento determinado. Por ejemplo, lo que hay que hacer al llegar a casa (quitarnos los zapatos, colgar el abrigo, vaciar la mochila, lavarnos las manos…) o antes de dormir (bañarnos, ponernos el pijama, llevar la ropa sucia al cesto, lavarnos los dientes, leer un cuento…).  Es una herramienta clásica de la disciplina positiva. En este post sobre Cómo hacer que los niños se porten bien (pincha para acceder) puedes encontrar otros consejos que favorecen la colaboración

Qué no es una tabla de rutinas

No se trata de una economía de fichas, de un sistema de refuerzo. Es decir, no es la típica cartilla donde poner caritas sonrientes para conseguir un premio.

Ventajas de la tabla de rutinas

Por supuesto en ocasiones sigue habiendo crisis y momentos duros. Por ejemplo, cuando hay necesidades básicas sin cubrir, ahí ni tabla ni tablo. Pero tiene un montón de ventajas.

  • es anticipatoria en sí. Y ya hablamos aquí de los milagros de la anticipación.
  • reduce mucho el número de instrucciones que le das a los niños. Y es que es mejor hacer las cosas porque queremos que porque nos lo ordenen así que es más fácil que todo fluya y no se pongan rebeldes por sentirse mandados contínuamente.
  • evita tener que repetir tropecientas veces lo que tiene que hacer la criatura. Esto, quema mucho a los padres y hace que pueda llegar un momento en el que explotemos
  • fomenta la autonomía de los peques porque no dependen de que nosotros les digamos las cosas. Ojocuidado que hay que asumir que los recordatorios son necesarios.
  • favorece el sentimiento de valía y capacidad en los niños, es decir, potencia su autoestima
  • genera hábitos y responsabilidad y, por tanto, la asunción de que hay cosas que debemos hacer porque son necesarias, valiosas e importantes en sí

Qué tener en cuenta en la tabla de rutinas

  • es muy importante elaborar la tabla junto con los niños, explicarle al niño con honestidad por qué hacerla
  • que el niño exprese preferencias hará que sea más proclive a seguir la tabla. Por ejemplo, el niño puede elegir el orden en el que realice algunas tareas.
  • tener en cuenta las necesidades tanto de los niños como de los mayores

Cómo hacer un tabla de rutinas

  1. Buscar un momento adecuado, con el niño y los adultos serenos y conectados.
  2. Elaborar un listado de los comportamientos  que queramos. Por ejemplo, aquellas cosas que haya que hacer al llegar a casa. El niño irá participando en todo el proceso.
  3. Ordenar junto con el niño los comportamientos.
  4. Hacer la tabla de rutinas.
  5. Ubicar la tabla de rutinas. Lo ideal es que el niño elija el lugar y que sea un sitio accesible.

El paso 4, es decir, la elaboración en sí, puede hacerse de distintas maneras, con diferentes formatos y elementos: imágenes reales: esto facilita la comprensión en niños más pequeños que todavía no accedan a dibujos o símbolos.

  • con imágenes de los propios niños: se trata de fotografiarles haciendo las actividades de la rutina.
  • con dibujos o pictogramas: es la forma más rápida y sencilla y lo puedes improvisar en un viaje.

Yo voy a explicar cómo hacerlo con pictogramas.

En primer lugar en este vídeo os muestro dónde y cómo cojo yo los pictogramas.

 

Este formato me gusta porque queda muy limpio y es muy rápido. Para implicar al niño lo más posible podemos hacerlo con él: seleccionar conjuntamente los pictogramas, los colores si los hubiera, imprimirlo… En casa hemos hecho otros dibujando y también quedan muy chulos y se vive más el proceso de elaboración.

¿Utilizáis tablas de rutinas? ¿Qué os parecen?

Si te ha gustado esta entrada, déjame un comentario. ¡No sabes la ilusión que me hace! Y ya si la compartes… ¡laperalimonera!

GRACIAS POR LEERME

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (1)

  • Lorena Santamaría

    octubre 16, 2018 at 10:23 am

    Me encanya, nosotros tenemos una de Morning Routine y otra de Night Routine que le ayuda en momentos de crisis.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies