Blog post

Organización de menús semanales

Que la cocina me aburre y da una pereza infinita, es un hecho. Que mis hijos necesitan comer, es otro. Y encima, te preocupas porque la dieta sea medio sana. Pero tampoco quieres obligarles a comer porque te parece contraproducente. Y, para rematar el asunto, cuando llegas a casa a mediodía es inviable ponerte a cocinar porque comeríais a la hora de la merienda. Ah, y porque tienes que darle el pecho inmediatamente a un bebé de 6 meses. Que aborrece el biberón y te espera para comer. ¡Casi na! Pues precisamente estaba así yo hace un año. Había llegado el momento, era impepinable meterle mano al tema de la organización de menús semanales.

No fue un proceso fácil, no señor. Le di muchas vueltas, no sabía por dónde empezar. Pero, a lo largo de varias semanas pensando y pensando, ¡lo conseguí! Y me cambió la vida, alcancé el nirvana marujo y me quité un poquito de carga mental.

Pasos para la organización de menús semanales

A continuación te explico en 4 pasos cómo ser la ama de la organización de menús semanales sin dejarte 2 millones de neuronas por el camino. Lo primero es que cojas lápiz y papel. Lo segundo, que digas adiós a esa parálisis por análisis que te invade cada vez que piensas que deberías dedicar un rato a la organización de menús semanales.

  1. Establecer categorías de comida: legumbres, pescados, pastas y arroces, verduras, huevos… Yo establecí sobre todo pescado, carne y legumbres porque verduras le pongo a todo y luego combino con pasta o arroz.
  2. Hacer listado de platos según las categorías anteriores y en función de las necesidades y preferencias de la familia. No hace falta que sean tropecientos pero cuantos más tengas más variedad habrá en la dieta. (En breve post con sugerencias que me habéis dado por Instagram y las mías propias)
  3. Elaborar un cuadrante semanal general: yo empecé por establecer qué tipo de comida era más adecuada para cada día (cuándo era mejor comer legumbres, pescado…). Así, la base la tienes y es cuestión de ver si el día de las legumbres pones lentejas o cocido o si el de la carne pones pollo con verduras o carrilada.
    menús semanalesYo, por ejemplo, elijo los pucheros los días de más prisa, porque es plato único y lo más rápido: calentar una cosa y listo.
  4. Distribuir y anotar lo que se comerá cada día de la semana o del mes (para los valientes). Aquí ya vas escribiendo el plato concreto que se comerá cada día en función de si toca pescado, legumbres, arroz, verdura…

agenda mensual familia

El curso pasado yo lo anotaba en mi agenda mensual, que es para las cosas de la familia. A partir de ahora seguramente lo haga directamente en este imán de nevera que he comprado en Tiger y que me tiene loca ja, ja, ja. Llevaba bastante tiempo detrás de él pero las opciones que había visto eran más caras. Por supuesto, una vez comprado me ha dado la picada y he buscado en Amazon y encontrado esta está pizarra imán a mitad de precio y con 4 rotus de colores y esta, que es semanal , también con rotus de colores (yo prefiero la mensual porque tienes la opción de rellenar por semana, semanas o el mes entero). Con lo que me gustan a mí los colorinchis… je, je, je.

imán organizacion menú semanal

Lo que yo hago es que los findes cocino locamente (normalmente dos al mes, muuuuuy intensivos pero me evita hacerlo cada semana). Según lo que prepare y el número de raciones resultantes, distribuyo esas comidas en las siguientes semanas.

Trucos para la organización de menús semanales

  • Congelar todo lo que se pueda

Para mí la clave no es solo saber qué vamos a comer cada día, que es estupendo. No, para mí es FUNDAMENTAL que el 80-90% se pueda congelar. Llegamos a casa a mediodía sin tiempo para preparar más que lo justo, calentar algo, vamos. Y, por las tardes, si no trabajo, estoy sola con los niños. El planazo de mi vida no es hacer unas lentejas mientras superviso que ambos sigan con vida.

La ventaja de congelar es que solo hay que ver qué toca al día siguiente y sacarlo del conge. Puede que haya guarniciones que no sean congelables, como el arroz. En ese caso, esas comidas se comen lo más cerca del día en que se puedan elaborar. Por ejemplo, pollo con arroz. Con el pollo no habría problema porque congela bien pero con el arroz sí. Lo ideal es, si se cocina el domingo, que el arroz con pollo se coma el lunes o el martes para que podamos dejar el arroz en un táper. Por cierto, mucho mejor calentarlo en sartén.

  • Cocinar un día a la semana (un poco coñazo paliza pero luego te alegras infinito el resto de días)

En lugar de estar pringada a diario, puedes cocinar un día. Dos tal vez si no congelas. Y, bueno, igual para las cenas un poco, pero suelen ser comidas más rápidas y sencillas.

  • Anotar lo que cocinas ese día.

Así sabes lo que metes en el congelador. Más que nada para ir tachando esos platos al ponerlos en el cuadrante de menús. De esta forma no cuentas con ellos y no llegas un jueves y, sorpresa, no hay nada para comer. Es decir, yo anoto que me han salido lentejas para 3 días (o 6 raciones) y después las voy poniendo en el calendario y tachando de esa lista. Lo hago así porque cuando ya lo meto en el conge sé que se me va a olvidar cuánto había de cada y de qué, ja, ja, ja.

  • Aprovechar las mismas ollas.

En mi caso, que uso la Thermomix, establezco un orden de elaboración que me permita no tener que andar fregándola entre guiso y guiso. Así, preparo primero un pollo con verduras, después unas lentejas y finalmente un puré del tirón. Como de menos a más pringoso jajaja. Ahorras el tiempo de fregar y recoger y cantidad de agua.

  • Preparar varias recetas simultáneamente.

El tamaño de mi cocina me lo dificulta infinito pero si hay algo de horno lo hago a la vez que otra cosa. En cualquier caso, mientras se va haciendo un plato puedes ir preparando los ingredientes del siguiente. Yo pelo las verduras en bucle: las de las lentejas, las del puré, las del pisto… Esto es bastante importante para que las horas que te pasas en la cocina te luzcan.

preparación platos simultánea

Ventajas de la organización de menús semanales

  • lista de la compra hecha en un plis (compras según lo que toque comer)
  • ahorro económico (se desperdicia muchísima menos comida)
  • ahorro temporal (tanto dentro de la cocina como haciendo la compra)
  • evitar el eterno debate de “¿qué comemos hoy?” (parece una chorrada pero ay, lo que angustia)
  • dieta más y mejor pensada

    si además los platos son congelables:

    • evitar cocinar a diario (me mata)
    • ahorro de (más) tiempo y energía (de la tuya y eléctrica)
    • tener siempre algo para comer y no acabar improvisando con ultraprocesados chungos

Ahorro de tiempo con la organización de menús semanales

Me gustaría hacer especial hincapié en este punto ya que siempre, en parte con razón, nos quejamos de no tener tiempo. A veces es cuestión de organización. Yo soy mucho de aprovechar el tiempo para luego perderlo en lo que a mí me apetezca (desde que tengo hijos la segunda parte cojea).

Comentaba más arriba que un truco es aprovechar las mismas ollas para preparar distintos platos y otro hacer varias recetas a la vez. No os imagináis el tiempo que ganas. Trabajando así el número de horas que ahorro es incomensurable. Lo que hago un domingo en 4 horas en la cocina puede ser:

  • lentejas para 2 mediodías y una cena
  • carrillada para 2 días
  • pollo para 3 días
  • cocido para 4 días

Más de 10 días resueltos; esto implica en nuestro caso más de 2 menús semanales porque dos mediodías no comemos en casa. Eso serían, a 1,5 horas por día : 15 horas. Tirando por lo bajo porque entre que preparas y limpias… Si condensas el trabajo en un día ¡solo limpias un día! Vamos, que si cocinara a diario estaría cuatro veces más de lo que tardo preparándolo del tirón. Ciertamente esos domingo son muy ingratos ja, ja, ja. Pero si madrugas un poco el sábado, y a tienes la mitad de la organización de menús semanales hecha.

Pero no solo ahorramos tiempo en la cocina, no. La organización de menús semanales, como ya hemos comentado, también nos ahorra el tiempo de pensar qué vamos a comer cada día y qué hay que comprar, así como dar vueltas por el súper; la lista de la compra sale sola partiendo de lo que toque cocinar y no deambulas tristemente carrito en mano e hijos desmadrados por el supermercado mientras tienes que ir pensando qué podríais comer y, por tanto, que debéis comprar. Vas a tiro hecho y haces una megacompra en media hora. Por tanto, ganas tiempo libre y paz familiar. Ja,ja,ja.

¿Planificáis menús semanales? ¿Cómo os organizáis para cocinar? Si no planificáis, ¿cómo hacéis?

Si te ha gustado esta entrada, déjame un comentario. ¡No sabes la ilusión que me hace! Y ya si la compartes… ¡laperalimonera!

GRACIAS POR LEERME

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (14)

  • Ali

    agosto 30, 2018 at 5:56 pm

    Te voy a hacer la ola. Mi propósito de curso nuevo era planificar menús semanales para organizarme mejor y con los pasos/consejos mi mente se ha relajado. A ver si lo consigo por fin…
    Te voy a copiar lo de la pizarra jajajaja

    1. Nuria

      agosto 30, 2018 at 7:34 pm

      Me alegro un montón. La verdad es que empezar es lo más difícil. Ya me contarás.

  • Chus

    agosto 30, 2018 at 10:28 pm

    Ainss yo estoy en ello también, pero me resulta complicado cumplir el planning al 100%, pero es un propósito a cumplir antes de final de año. ¡Me ha gustado mucho el post!

    1. Nuria

      agosto 30, 2018 at 11:12 pm

      ¡Pues ánimo! A mí es que como me facilita tanto la vida me es fácil seguirlo. Me alegro de que te haya gustado. Mil gracias por tu comentario.

  • Virginia R.

    agosto 31, 2018 at 10:28 am

    Y ahora es cuando te pedimos “la receta fácil de cocido en la termomix”… 🙂

    1. Nuria

      agosto 31, 2018 at 2:44 pm

      Jajaja. Yo el cocido lo hago en la olla rápida. Las de Thermomix no me han convencido aunque no las he probado. Pero en olla es tirado. Trabajosillo por desespumar pero muy fácil.

  • Vic

    agosto 31, 2018 at 6:21 pm

    Arriba la organización!!! Yo las comidas de la semana el domingo previa compra el viernes o sábado….Pero ando siempre con la pregunta de que cenamos??? Me quedo esperando la segunda parte

    1. Nuria

      agosto 31, 2018 at 8:26 pm

      ¡Ya mismo la tienes!

    2. Nuria

      agosto 31, 2018 at 8:26 pm

      Muchas gracias por leer y comentar, reina.

  • mientrasvivimos

    septiembre 1, 2018 at 5:32 pm

    Tomo nota Nuria!! yo necesito un poco de planificación a la hora de las comidas la verdad pero lo tuyo es para hacerte la ola. Muy guay el post :*

    1. Nuria

      septiembre 1, 2018 at 6:59 pm

      Es que la planificación lo es todo en la vida. Empezando porque es un tostón ja,ja,ja. Pero merece la pena. Me alegro mucho de que te haya gusta. Un besote.

  • Cuentos de amatxu

    septiembre 15, 2018 at 10:21 am

    Hola! La verdad es que este año he planeado comer bien. Comeré todos los días en casa, el problema es que al ser la única que come en casa de la familia, me da mucha pereza. Mi intención era cocinar cada día por la noche, pero claro, suelo acabar taaan cansada que a la hora de la verdad no sé si realmente lo haré. Pero lo de cocinar un día a la semana…estoy prácticamente sola con los dos niños de lunes a sábado y los domingos me gusta pasarlos los cuatro juntos, puesto que es el único día que podemos estar en familia…De todas formas, lo pensaré, porque lo que sí podría hacer es ir cocinando cada día de una semana la comida de todo el mes. Que me cuesta lo mismo hacer un plato de lentejas que tres…no solemos congelar las cosas,pero quizás vaya siendo hora de empezar!
    Cuentos de amatxu

    1. Nuria

      septiembre 15, 2018 at 11:14 am

      Pues en tu caso, yo haría lo que comentas siendo tú la única que cocinas. El día de lentejas haces 4 raciones y así con todo. Por la noche yo es que estoy cadáver y no soy capaz de hacer casi nada jajaja.

    2. Nuria

      septiembre 15, 2018 at 11:14 am

      Muchas gracias por pasarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies