Blog post

Bolsas de conservación de leche materna

Cuando toca volver al trabajo tras la baja maternal, lo habitual es que no se hayan completado los 6 meses de lactancia materna exclusiva porque la baja en España tiene actualmente una absurda duración de 16 semanas. Sí, a eso hay que sumarle el permiso de lactancia que, normalmente, cuando el bebé solo se alimenta de leche materna, solemos acumularlo. Pero, vamos, que son alrededor de 2 semanas así que ni de broma llegamos a los mencionados 6 meses. Que, por otro lado, serían también insuficientes ya que a los 6 meses y 1 día el niño no se come un cocido. Pero bueno, hay que reinvindicar el asunto y, mientras tanto, buscar soluciones. En este caso buscar bolsas leche de

En este caso, la solución pasa por crear un banco de leche materna congelada antes de reincorporarse al trabajo. Para ello os dejé información sobre cómo hacerlo en este post en el que podéis leer trucos para facilitar la extracción, tiempos de conservación y procedimiento para descongelar la leche. Y, qué necesitamos para congelar la leche….

Bolsas de conservación de leche materna

Hay modelos variados y a mí me gustaría hablaros de los que he probado, de las ventajas de cada uno y de cuál me ha gustado más.

  • Bolsas pump & save de Medela  cuando las vi llevaba ya bastantes horas dedicadas al banco de leche y me parecieron una maravilla. Resulta que con ellas te ahorras el trasvase de leche del biberón a la bolsa. Cuelgas la bolsa directamente del extractor, como podéis ver en la imagen y luego solo tienes que sellarla, fecharla y a congelar. Pero, faltaría poner la cantidad de leche que contiene y ahí fue donde me llevé el chasco. Al ser de un material no rígido pues no te puedes hacer a la idea de la cantidad que contiene y lo que marca no es en absoluto exacto. A ver, para salir del paso si no tienes un biberón limpio para encajar al sacaleches o si estás ya muertamatá pues bien. Sobre todo si te sale bastante leche. Si no… las veo menos útiles porque igual se queda escasa la cantidad relamente y da la impresión de que hay más.

  • Bolsas de Philips Avent  Probé estas bolsas porque me regaló una compañera que es un amor absoluto las que le habían sobrado a ella. La pega que les veo es que la parte superior, donde se anotan los datos de extracción, es muy larga y a la hora de verter la leche recién extraída se me hacía un poco complicado. Para pasarla al biberón no ocurre lo mismo porque, como podéis ver en la imagen, se puede cortar esa parte. Una ventaja es que tienen doble zip

  • Bolsas de Tigex Estas fueron las primeras bolsas que utilicé porque las venden en el súper en el que hacemos la compra habitualmente. Y son mis favoritas. La boca de la bolsa es menos larga y más ancha que la de las de Philips Avent y también tiene doble cierre. La verdad es que me gustan mucho los productos de esta marca francesa. Tienen un modelo de sujetador, tipo top, de lactancia que es, además de comodísimo, de un tejido elástico que no se deforma nada y superduradero. No es un post patrocinado pero os lo comparto porque me fue muy bien.

En cualquier caso, los 3 modelos son muy resistentes. Ninguna se ha estropeado o roto al congelarse o descongelarse.

Muy probablemente, si se continúa con la lactancia materna exclusiva, las reservas del banco sean insuficientes o bien el pecho se ponga en plan Samanta Fox en el trabajo así que habrá que sacarse leche durante la jornada laboral. No siempre es posible pero si tenéis esa suerte, os dejé algunos trucos en este post.

Y otro truqui que os puede ser útil tanto para hacer el banco de leche en casa como para extraeros en el trabajo es utilizar un sujetador que te permita estar en manos libres. En este post os expliqué cómo hice yo uno casero sin gastarme un euro.

La verdad es que el tema de extraerse leche es un currazo entre que te preparas, sacas y recoges. Pero merece mucho la pena, al menos para mí.

¿Conocéis otras marcas de bolsas? ¿Qué resultados os han dado?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

¡Muchas gracias por tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies