Blog post

Cómo enseñar a un niño a ahorrar: la hucha de los 2 €

Ahora que llevamos poco más de un mes de curso me planteo cómo hay varios temas que no se tocan en el colegio y que son igual de importantes que leer, escribir y saber hacer cuentas (lo básico para sobrevivir). Uno de ellos es la educación financiera. Junto con formación sobre la alimentación saludable y saber hacer reparaciones mínimas, enseñar a un niño a ahorrar, creo que es fundamental para no ser unos inútiles totales de adulto y depender exclusivamente de lo bien que se le dé a la madre que te parió echar cuentas y ahorrar o al padre que te engendró dar importancia a unos hábitos alimenticios saludables. Del tema “chapú” en esta casa mejor  no hablamos aunque yo, intentarlo, lo intento pero me da pavor taladrar una pared. El padre, directamente, es huevito blanco.

Cómo enseñar a un niño a ahorrar de forma práctica:

Cuando nació El Santo mi madre compró una hucha para él y empezó a meter monedas de 2 €. Y, desde entonces, venimos haciéndolo. Ya vamos por la segunda hucha, que la hemos comprado tamaño natural.
Hemos decidido que, lo que ahorremos de 2 en 2 € será para ir a Eurodisney. Que luego nos tenemos que poner cuatro muelas, pues se aborta misión pero, en principio, ese es el plan.
El Santo lo flipa con las huchas pero las tengo bajo llave, no porque se vaya a ir al Caribe con el dinero sino porque muchas monedas de 2€ juntas pesan un quintal y como se te caigan en un pie es amputación segura. Lo que a él le mola es que suene al agitarlas y meter las moneditas. Lo que a  mí me mola es ir contando lo que llevamos modo tío Gilito.
Ya le hemos empezado a decir para qué es el dinero. El ni flores de lo que es dinero, ni flores de lo que es Disneyland. Si acaso sabe que con una moneda se sube a un cacharrito y se mueve y mola. Sí, hace meses lo descubrió. Cachis…
Pero poco a poco se irá enterando más. La idea es que dentro de un tiempo tanto él como su hermano sean los que vayan metiendo sus “propias” monedas de 2€ que les den los abuelos, tíos o nosotros por algo en concreto.

Mierderconsejos para enseñar a ahorrar:

  • comprar la hucha en cuestión con el niño
  • propiciar que se acostumbre a meter dinero (incluso si aún no tiene noción de lo que es)
  • establecer un uso que se dará a parte de ese dinero o a su totalidad (un juguete, donación, viaje, seguir ahorrando…
  • ir anotando con el niño el dinero que se va ahorrando
  • cuando sean algo mayores se puede establecer paga por tareas o paga semanal y de ahí ayudarles a ver qué ahorrar y qué quieren gastar. O, si no, lo mismo con dinerito que le den familiares.
  • dar ejemplo contándoles que algo no se puede comprar porque es innecesario. Algo nuestro, claro, jejeje.

 

Cuando empiezan a conocer los números y, posteriormente, a sumar, se pueden implicar mucho más, lo que hará probablemente que estén más motivados y así es muuuucho más fácil enseñar a un niño a ahorrar. Pero ojo, que meter una moneda por una ranura, tampoco está nada mal. Lo que vengo a decir es que, en cada edad podemos buscar cómo motivarles. A El Santo le gusta tanto el rollo de meter su monedita que nos ha servido en ocasiones de aliciente para que accediera a bañarse. Y después para que accediera a salirse de la bañera.

¿Sois buenos ahorradores? ¿Trabajáis este tema con los peques? Yo, desde que soy madre no ahorro un yen, pero el viaje a Disneyland me saldrá “gratis”.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (8)

  • Maribel Maral maternal

    octubre 16, 2017 at 8:20 am

    Bueno, bueno…te puedes creer que tenemos la misma hucha de 2 euros y con el mismo fin??!!! cómo me gusta esto!!! Nos parece una forma genial de enseñarle un millón de cosas, el ahorro, el saber esperar para conseguir lo que se quiere. Ahora que yo no sé si a vosotros os pasará igual, pero estamos deseando abrirla para ver cuánto dinero hay!!nos come la curiosidad!!y de paso irnos a eurodisney!!jejejeje.

    1. Nuria

      octubre 16, 2017 at 10:16 pm

      Yo con la primera lo que hice fue pesar una moneda de 2€ y pesar la hucha y restarle lo que estimó que pesa la lata. Muy friqui todo y ahora ni me acuerdo de cuánto salía jajaja. Con la segunda hucha lo voy apuntando. Esto es una señal para que nos vayamos juntas jjsjs.

  • miren | de lunares y lunas

    octubre 16, 2017 at 10:21 am

    ¡hola! en casa aún no tenemos hucha, porque aún nadie ha empezado a darle dinero a C, pero en mi mente sí está comprar una en cuanto lo hagan.. ya le voy contando lo que es el “dinerito” como ella dice, para qué sirve, de dónde sale (¡importante!) y que no siempre hay, para que vaya entendiendo un poco el tema.. me parece fundamental que no crean que las cosas se consiguen gratis y sin esfuerzo.. ¡besos, y espero que coincidamos en disenyland! 😉

    1. Nuria

      octubre 19, 2017 at 11:02 am

      Qué bien que trabajéis el tema. Como no nos pongamos de forma consciente son cosas que se nos escapan. Gracias por pasarte por aquí.

  • Marina C

    octubre 16, 2017 at 10:03 pm

    Pues sí que somos de ahorrar y tener objetivos para los dineros.
    Mi hija tiene una hucha y ella decide para que es el dinero aunque va cambiando de idea porque le compran todo lo que quiere… En fin, no me voy a quejar que es una suerte pero he tenido que buscar otro plan para su educación financiera.
    Besos!

    1. Nuria

      octubre 16, 2017 at 10:17 pm

      Es una suerte ser ahorrador. Yo tengo muchoooo que mejorar ahí.

  • Paula

    octubre 17, 2017 at 8:28 am

    Oye qué buena idea. Yo creo que en cuanto tuviera cuatro euros mi hijo se lo querría gastar en dinosaurios, porque es así de ansias. Pero igual me animo a probar.

    1. Nuria

      octubre 17, 2017 at 12:21 pm

      Pues prueba y veras como le acaba molando seguro. Hucha sin “desagüe” eso sí.

Deja un comentario

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies