Blog post

¡FELIZ 2019! Mis propósitos, o no

En el tiempo de vida del blog, nacido en verano de 2014, solo he recogido propósitos de año nuevo en años pares… Creo que no es casual ya que tengo la absurda sensación de que los pares no son lo mío.

Revisando los propósitos para 2016 veo que siguen vigentes en parte. Ya me di cuenta cuando me planteé no propósitos para 2018. Para plantear mis cambios para 2019, he querido revisar primero lo que perseguí esos dos años. ¡Vamos allá!

Avances con respecto a los objetivos de 2016 y 2018

Mejoras en relación con los objetivos de 2016

Lo que sí

En el tema de la paciencia social he progresado una barbaridad. Es cierto que no solo desde el autocontrol, que está muy bien pero es insuficiente, sino también desde una comprensión más profunda del ser humano. Vamos, de ser más consciente de que cada uno tenemos nuestras taritas y vivimos, más o menos, las mismas mierdas. La lectura ha dado un paso bastante grande este pasado 2018.

Lo que regu

El orden, pues seguimos en modo supervivencia, qué le vamos a hacer. Entre personalidad/aprendizaje y tener dos peques en casa… es complicado. En lo que sí he visto bastante progreso en el deseo de tener “cosas” y en la acumulación, así como en ir vaciando y siendo más consciente de lo que entra y de lo que hay en casa. Me sobre (casi) todo, vamos. Con respecto mesura alimenticia pues, por desgracia, va en función del estado (de sitio) de mi situación emocional, dependiente, a su vez, de cómo gestiono trabajo, familia, relaciones, mi propia persona… Bueno, mejor dicho de cómo gestiono la gestión de esas cosas. Porque, lo que no se pueda cambiar, pues mejor asumirlo. Vamos, que si no regulo la ansiedad inconsciente que me produce el ritmo vertiginoso del día a día, me como los filipinos a granel. Ha habido épocas muy, muy buenas (sobre todo en primavera de 2017 y de 2108) y bastante malas (el otoño-invierno de 2018 fue catastrófico). Sé que sé, porque tengo información sobre vida saludable, sé que quiero y sé que puedo. Solo me tengo que concetrar mogollón ja, ja, ja.

Indicadores de mejora

Una cosa muy guay y fundamental que hice en 2016 fue establecer cómo medir esos avances. Si no, no tiene sentido porque todo queda en agua de borrajas. Por supuesto plantearse objetivos importantes y pocos también me parece básico para que se produzca mejora.

Creo que 2/4 está muy requetebien. Sobre todo porque hay estabilidad en esas dos aspectos.

Mejoras en relación con los objetivos de 2018

Lo que sí

Mis planteamientos a nivel profesional se cumplieron y superaron. En relación con la familia, sí en cuanto al tema de educación, aunque acabé el año desbordada. Sobre la parte contratante, también creo que se ha dado bien el cumplimiento del propósito.

Lo que regu

El año pasado me planteé de nuevo el tema de la alimentación y, aunque no en los primero meses, sí que conseguí una época de cuidado muy buena. Sobre el cuidado de familiares y amigos, creo que debería mejorarlo. Los días dan para lo que dan y tiendo a ir a lo urgente, que no a lo importante.

Cambios/objetivos para 2019

Este año anoté mis propósitos en un ratín a solas con el maromo. Yo los míos y él los suyos, para conocer los del otro y apoyarnos. Además, establecimos objetivos como pareja y a nivel familiar.

Objetivos personales

  • Hacer certificación de Disciplina positiva
  • Practicar deporte 2 o 3 veces por semana
  • Comer sano
  • Seguir leyendo

Objetivos de pareja

  • Hablar 15 minutos cada noche sin pantallas
  • Respetar nuestras normas de convivencia (elaboradas el año pasado)

Hacer una sentada el 2º viernes de cada mes (para reflexionar sobre cómo va todo, alegrarnos de lo bueno, buscar soluciones a problemas…)

Objetivos familiares

  • Seguir haciendo las reuniones familiares semanales 
  • Salir de excursión 1 o 2 veces al trimestre

Como madre

Me gustaría recuperar varios comportamientos que antes tenía mucho más presentes: el sentido del humor y el respeto por los tiempos de los miniseres. Creo que son factores imprescindibles para prevenir e intervenir, vamos, para criar.

Como véis, nos son objetivos ni numerosos, ni excesivamente ambiciosos, que son dos características que considero dificultan muchísimo la mejora. Además, son bastante cuantificables y, por tanto, fáciles de medir.

¿Qué os parecen mis propósitos? ¿Os habéis planteado algunos? ¿Cuáles? Yo, lo que tengo claro es que piano, piano. Lo importante es avanzar y si la mejora se ve en 2020, bienvenida sea.

Si te ha gustado esta entrada, me encantaría que me dejaras un comentario. ¡No sabes la ilusión que me hace! Y ya si la compartes… ¡laperalimonera!

GRACIAS POR LEERME



¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (8)

  • Ana

    enero 7, 2019 at 10:42 pm

    Hola!

    Únicamente te escribo para decirte que me encanta tu blog, te sigo (en silencio 😉 ) desde tus inicios…Y que tienes unos propósitos muy guays!!! A por ellos!!!

    Bicos!!

    1. Nuria

      enero 8, 2019 at 12:43 am

      Madre mía, desde mis inicios Qué honor. Muchísimas gracias por escribirme y salir a la luz. Un abrazo enormeeeee.

  • Ana

    enero 7, 2019 at 11:43 pm

    Me encantas!!!!!! Y me siento super identificada contigo.

    1. Nuria

      enero 8, 2019 at 12:44 am

      ¡Muchísimas gracias ☺️!

  • Elisa

    enero 8, 2019 at 9:13 am

    Ánimo con los propósitos!!!! Te animo especialmente a que te cuides tú. Si tú estas bien… todo va bien. Yo he empezado a correr hace unos meses… con gran sentimiento de culpa por cierto porque le quito un ratito a mis hijos, pero si no lo hago, yo no estoy bien. Yo me pongo de asignatura pendiente la paciencia… vacío mis dosis toooodos los días… que tremendo!!
    Un abrazo y feliz año!!
    Elisa

  • Natalia S

    enero 8, 2019 at 11:34 am

    Hola Nuria, me ha encantado tu entrada. Yo tengo casi los mismos objetivos. Empecé a indagar sobre la disciplina positiva y cada vez estoy más convencida de que es la manera de relacionarnos con nuestros hijos, a través del respeto. Mi objetivo principal es ese y tomarme las cosas con más calma. Odio las prisas y el estrés, porque me vuelven irrespetuosa y agresiva. Me cabreo y entonces mi cerebro racional se va de paseo. Así que esa es mi meta. También me propuse, pero eso ya lo empecé a finales del año pasado, pasar tiempo en pareja sin hijos. He tenido que recurrir a pagar a una persona para ello (de confianza eso sí, porque es una amiga), porque no puedo recurrir a la familia, y oye, no veas como ayuda eso. Como bien dices, hay que cuidarse, porque sino uno explota y deja a su reptil interior salir.

  • Planeando ser padres

    enero 9, 2019 at 10:04 am

    Los propósitos de pareja ni se me habían pasado por la cabeza. Así de parejiles estamos, oyoyoy… Personalmente, esa es una mega asignatura pendiente, sobre todo desde que nació el niño, porque cuando éramos primerizos no me veía yo tan mal en este campo. Para mí, quiero un poquito de deporte y leer ¡si es que no pedimos tanto! ¿Cómo es posible que a veces no lo consigamos?

    1. Nuria

      enero 9, 2019 at 2:24 pm

      Los de pareja, en sí, los medio formulamos hace tiempo y los hemos revisado. Es una idea muy buena para evitar ser meros compañeros de piso. Lo de poner en común los individuales se lo vi a una chica en Instagram y me pareció genial.
      Sorbe el tema de no conseguir ni los mínimos para nosotras… pues yo creo que priorizamos todo antes que a nosotras mismas y como siempre hay algo que hacer…

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies