Blog post

Volver a salir

Después de varias idas y venidas, finalmente el domingo 26 los niños podrán volver a salir. Ahora tenemos que aprender cómo salir a la calle con niños. Solo una vez al día y durante una hora, con un adulto a su cargo y un máximo de 3 niños. Son buenas noticias, una alegría pero también una responsabilidad enorme. Además, no podemos dejarnos llevar por la euforia dado que igual nos damos de bruces con la realidad por frustrarse nuestra expectativas (un clásico básico de la maternidad) o porque tal vez nuestros hijos no quieran salir. En este post comparto cómo estoy trabajando yo este tema con mis hijos y varios materiales de otras personas que me han parecido interesantes (enlazados al final del post). El texto y las imágenes contienen el mismo contenido (las tenéis en un PDF enlazado al final).

Nosotros se lo dijimos desde que salió la noticia pero dejando bien claro que no era seguro y que no sabíamos cómo. Nos arriesgamos pero creo que hubiera sido un buen aprendizaje también si al final no se hubiera permitido o las condiciones finalmente hubieran sido las lamentables que luego rectificaron (posibilidad de salir a la compra, farmacia, bancos…) en cuyo caso no les habríamos sacado.

En este post planteo dos escenarios: niños que quieran salir y niños que no quieran salir por miedo. Si no quieren salir porque no les apetece, ya es otro tema (habría que intentarlo con paciencia porque es positivo que puedan moverse y que les dé el sol). Por ello, lo primero es PREGUNTAR SI QUIEREN SALIR Y, EN CASO NEGATIVO, AVERIGUAR POR QUÉ. A continuación os planteo cómo abordar ambos casos.

¡QUEREMOS SALIR!

En el caso de niños que tengan ganas de salir y no estén asustados, creo que tenemos que tener en cuenta varias cosas. Para mí es fundamental LA ANTICIPACIÓN tanto días antes como en a la hora de salir.

Días previos

  • Contarles que vamos a poder salir pero solo durante una hora y cerca de casa. En este enlace, acercando el mapa a vuestra casa y pinchando encima de ella, os muestra el radio de 1 kilómetro. Es importante que sean conscientes de que el resto del tiempo hay que seguir quedándose en casa y que no podremos ir a visitar a nadie.
  • Explicar muy bien dónde sí y dónde no podemos ir: podemos ir a espacios abiertos, pero no a ninguna tienda ni tampoco al parque.Es fundamental validar lo que sientan, decirles que es lógico que queramos ir al parque pero explicarles, con su lenguaje, por qué no es posible.

  • Practicar con ellos cómo vamos a salir: por ejemplo, si van a llevar mascarilla les podemos poner un pañuelo en casa unos minutos a ratitos para que se acostumbren (por debajo de los 2-3 años le escuché a Lucía mi pediatra que no se recomendaba porque no lo harán bien e incluso hay peligro de asfixia) y trabajamos con ellos cómo la tienen que llevar: no tocársela . También que vayan con las manos en los bolsillos o, si no llevan, agarrada la una a la otra para no tocar nada hasta que estemos al aire libre. Conviene practicar a modo de juego por el pasillo de casa para que no les cueste llegado el momento.
  • Practicar con ellos cómo vamos a entrar en casa: que dejen los zapatos en el sitio indicado, que se laven las manos adecuadamente y el resto de medidas que cada familia considere oportunas.

  • Enfatizar que en la calle no se pueden separar mucho de nosotros.
  • Concretar la hora de vuelta (los adultos ajustamos expectativas y vamos con la idea de que es probable, lógicamente, que se quejen). Puede ser buena idea especificar la hora en caso de que conozcan las horas o bien poner una alarma sonora en el móvil que avise del momento de regresar.

Antes de salir

  • Recordar las normas que tenemos para salir un rato antes de que lo vayamos a hacer. Mejor que sean ellos lo que nos lo recuerden.
  • Hacer un itinerario de los sitios a los que vamos a ir o de por donde vamos a pasear.

DIBUJAR Y ANOTAR

Es muy positivo dibujar todo lo que podamos (los sitios a los que iremos y a los que no, el itinerario que haremos…) y llevar los dibujos con nosotros para que nos sirvan de recordatorio

MAMÁ, TENGO MIEDO

No podemos olvidar que puede que hay niños que no quieran salir, que tengan miedo. Tal vez se imaginen al coronavirus como un monstruo horrendo, o bien piensen que se contagiarán con solo pisar la calle. Es importante que desgranemos qué piensan y sienten para poder ayudarles adecuadamente.

  • DESCUBRIR QUÉ PIENSAN Y  SIENTEN

Tal vez en su cabeza el coronavirus es un monstruo terrible o quizá piensen que se van a contagiar en cuanto pisen la calle. Debemos averiguar qué idea se han formado, qué miedos les acechan para ayudarle a desmontarlos.

  • NO PRESIONAR: no es obligatorio salir

Debemos transmitir a los niños que aceptaremos que no quieran salir para que se sientan respetados y compredidos. Como es sano que les de el sol y el aire, pacientemente, iremos trabajando sus miedos.

  • IR POCO A POCO

Empezar saliendo a tirar la basura e ir ampliando el tiempo y espacio de las salidas poco a poco. Decirles que si quieren volver antes de la hora permitida así lo haremos puede darles seguridad.

  • SER UN BUEN MODELO

Puede ayudarles vernos volver tranquilos de la compra o que primos o amigos les cuenten sus salidas (sin decir que nuestro hijo no quiere salir).

Cuando salgamos, si nos observan serenos lo más probable es que al rato de salir, o cuando llevemos varias salidas, se relajen y normalicen la situación.

  • MOSTRAR CALMA

Si les explicamos las medidas que vamos a realizar sin dramatismo, haciéndoles entender que son preventivas no las añadirán al miedo que ya tienen.

  • ANTICIPAR LO QUE VAN A ENCONTRARSE EN LA CALLE

Para que una vez estén fuera no se reactive el miedo, conviene que les expliquemos que habrá poca gente, que nos alejaremos o se alejarán por seguridad, que las tiendas estarán cerradas, que veremos personas con mascarillas… Pero que eso es bueno, aunque impresione, porque es la manera de cuidarnos.

  • PREGUNTAR CÓMO ESTÁN

Antes y después de salir así como durante la salida para que se sientan tenidos en cuenta y apoyados.

RECURSOS

En este enlace os dejo todas las imágenes de este post en formato PDF.

Aquí tenéis un archivo con un cuento que explica con muchas imágenes cómo hay que salir. Me ha gustado mucho, sobre todo para niños más pequeños.

En este enlace podéis encontrar un cuaderno para informar a los niños y rellenar. Fantástico lo de poder añadir ideas.

Aquí podéis consultar un post de Lucía mi pediatra con más información sobre aspectos más relacionados con la salud. En este vídeo explica muy bien todo y comenta la llegada a casa, que es algo que yo creo que a todos nos da “cosica”(minuto 3,25).

¿Qué te parecen estas indicaciones? A nosotros nos están yendo muy bien por el momento, a ver cuando salgamos.

Me encantaría que me dejaras un comentario y te agradecería mucho que compartieras el post. Puedes hacerlo pinchando en los iconos de abajo.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Comments (1)

  • Tribu Dabuti

    mayo 16, 2020 at 12:17 am

    Qué post más completo, muchas gracias! A nosotros nuestro peque, que solo tiene 2 añitos, nos lo puso bastante fácil. El día de antes sacamos el carrito y le explicamos que al día siguiente iríamos de paseo y se puso muy, muy contento. Después lo llevó todo con una naturalidad pasmosa (como los días de confinamiento) y se adaptó bien al volver a salir y a las nuevas normas. Como si no hubieran pasado 6 semanas desde su última salida. Una suerte, la verdad!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior Entrada siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
ACEPTAR

Aviso de cookies